Saltear al contenido principal
Decreto Supremo N° 004-2013-PCM

Decreto Supremo N° 004-2013-PCM: Principales deficiencias de la gestión pública

Decreto Supremo N° 004-2013-PCM

Decreto Supremo N° 004-2013-PCM

Existen deficiencias en la prestación de los servicios públicos peruanos. Éstas terminan incidiendo negativamente en la percepción del ciudadano sobre la gestión pública y el desempeño del Estado peruano.

Frente a esto, ¿cuáles son los principales problemas de gestión que deben ser resueltos? Se podrían identificar los siguientes:

TIRA BOTON EBOOK PROCESOS

Haz click aquí y descárgate el Ebook: La adopción de un enfoque basado en  procesos

 

Ausencia de un sistema eficiente de planeamiento y problemas de articulación con el sistema de presupuesto público

No quedan claros ni las políticas u objetivos prioritarios del Gobierno. Además, se han identificado problemas en la definición de objetivos. Por otra parte, no se garantiza el alineamiento entre las políticas públicas nacionales y sectoriales con las territoriales de responsabilidad de los gobiernos descentralizados. Así como tampoco de:

  • Planes de Desarrollo Concertado
  • Planes Estratégicos Institucionales
  • Planes Operativos Institucionales

Otro cuestión a destacar es la existencia de limitaciones en relación a las capacidades de las entidades para identificar y priorizar programas y proyectos de gran relevancia y alto impacto en la calidad de vida ciudadana.

 

Deficiente diseño de la estructura de organización y funciones

En muchas instituciones públicas la estructura de organización y funciones no viene siendo coherente con las funciones que deben cumplir. Ni tampoco con los fines que puedan haberse fijado como resultado de sus procesos de planeamiento estratégico-operativo y su presupuesto. Esto puede deberse a que las organizaciones fueron diseñadas bajo un modelo de gestión funcional. Este modelo se caracteriza por sus estructuras jerárquicas, estamentales y sin claridad en los procesos que deben llevar a cabo. Deben realizar dichos procesos para entregar los bienes y servicios públicos de su responsabilidad con la calidad y pertinencia requeridos.

 

Inadecuados procesos de producción de bienes y servicios públicos

Los procesos dentro de las organizaciones se deben definir como una secuencia de actividades que transforman una entrada en una salida, añadiéndole un valor en cada etapa de la cadena. No obstante, la mayor parte de entidades no cuenta con las capacidades o los recursos para trabajar en la optimización de sus procesos de producción de bienes y servicios públicos. Por otro lado, uno de los problemas neurálgicos en esta materia, es la desarticulación de los principales sistemas administrativos. Son complejos, engorrosos y en muchos casos, de difícil cumplimiento, sobre todo para los Gobiernos Locales más pequeños.

Infraestructura, equipamiento y gestión logística insuficiente

Las capacidades de gestión de las entidades públicas también se ven limitadas por una deficiente infraestructura y equipamiento. En muchos casos la infraestructura es precaria, y el equipamiento y mobiliario son obsoletos. Además muchas entidades tienen varias sedes de trabajo y su personal se encuentra disperso y fraccionado entre ellas. Esto ocasiona una serie de costos de gestión y coordinación como resultado de pérdidas de tiempo. Además están las carencias de planificación y gestión de tecnologías de información. Las áreas a cargo de éstas son percibidas como responsables del soporte técnico. Y no realmente como un área que puede aportar al planeamiento y gestión de la institución.

 

Inadecuada política y gestión de recursos humanos

Ello se expresa en una inadecuada determinación de los perfiles de puestos y el número óptimo de profesionales por perfil. Lo cual se ve exacerbado por inadecuados procesos de planificación, selección, contratación, evaluación del desempeño, incentivos, desarrollo de capacidades y desincorporación de las personas. Estos problemas se ven incrementados por la falta de políticas de capacitación y de desarrollo de capacidades y competencias. Bien porque las autoridades no valoran la gestión del personal o porque la entidad no cuenta con recursos para ello.

Limitada evaluación, seguimiento y monitoreo

A consecuencia de la ausencia de un sistema de planificación que defina objetivos claros y mesurables, las entidades no cuentan con tableros de indicadores cuantitativos y cualitativos para monitorear su gestión en los distintos niveles de objetivos y responsabilidad sobre los mismos. Asimismo, se identifica que la información para la toma de decisiones no pasa por rigurosos procesos de control de calidad. Los datos no están centralizados en bases consolidadas, ordenadas y confiables. Estos se encuentran dispersos entre distintas áreas, personas y en bases de datos desvinculadas. Además, hay información que se procesa a mano, lo cual puede conducir a error humano. Esta situación provoca que existan altos costos de transacción y coordinación para obtener información.

 

Carencia de sistemas y métodos de gestión de la información y el conocimiento

La gestión del conocimiento conlleva la transferencia del conocimiento y el desarrollo de competencias necesarias al interior de las instituciones para compartirlo y utilizarlo entre sus miembros, así como para valorarlo y asimilarlo si se encuentra en el exterior de estas. En relación con el problema anterior, en el Estado no existe un sistema de gestión de la información y el conocimiento. Tampoco existe un sistema de recojo y transferencia de buenas prácticas. Las lecciones aprendidas de la propia experiencia no se registran. Esto provoca que se repitan los mismos errores y se busquen soluciones a problemas que ya habían sido resueltos. Esto genera pérdidas de tiempo, ineficiencias, además de que las mejores prácticas no se aplican, ni se comparten.

Débil articulación intergubernamental e intersectorial

La coordinación como proceso apunta a vincular entre sí a diversas entidades y agentes públicos. El objetivo es el de complementar sus recursos y capacidades, y articular objetivos y acciones en espacios intersectoriales e intergubernamentales. Esta es una necesidad inevitable en el contexto del proceso de descentralización en curso. No obstante, la coordinación intergubernamental e intersectorial dentro del Estado peruano es escasa, difícil, costosa y muy poco efectiva. El marco legal incluye diversos mecanismos de coordinación, tanto a nivel intergubernamental como intersectorial. Por otro lado, varios muestran limitaciones de diseño legal.

 

Software Gestión de Procesos

Con el Software ISOTools Excellence se puede automatizar la Gestión por Procesos, también conocida como Business Process Management (BPM), centralizando todo en una sola herramienta.

TIRA CTA EBOOK PROCESOS

-

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Volver arriba