Saltear al contenido principal
ISO 9001

Diferencia entre corrección y acción correctiva en la ISO 9001

ISO 9001

ISO 9001

Dentro del Sistema de Gestión de Calidad basado en la ISO 9001 encontramos un concepto o idea que tienden a confusión. Este elemento de confusión es la diferencia entre “corrección” y “acción correctiva”. Esto puede generar problemas, pues ser consciente de la diferencia es la base de un buen sistema de acciones correctivas. Si no se conoce bien esta diferencia puede resultar complejo poner en marcha un procedimiento de medidas correctivas adecuadas.

¿Cuál es la diferencia?

Cuando una empresa tenga cualquier tipo de conformidad en su Sistema de Gestión de Calidad basado en la ISO 9001 debe de tomar una serie de medidas para corregir dicha no conformidad. En primer lugar es importante conocer la diferencia entre la acción correctiva y una simple corrección.

CTA BOTON EBOOK 9001

Descárgate el e-book gratuito: ISO 9001:2015. El Futuro de la Calidad.

Podemos definir a la corrección como la forma más obvia de abordar el problema para que se elimine la no conformidad. Esta hace que el producto o servicio sea aceptable para su utilización. En cambio, la acción correctiva conlleva una labor de análisis e investigación. Se trata de observar y examinar al problema que ha dado lugar a una no conformidad. Este debe ser analizado para entender de donde procede la causa raíz que desencadeno dicho problema. Se toman las medidas para corregir dicha causa raíz y evitar que vuelva a suceder, utilizando una acción correctiva.

Esto se entiende mejor con algunos ejemplos:

Servicio de entrega fuera de plazo

A veces ocurre que un cliente no está satisfecho con el servicio de entrega por un paquete que se demoró en la entrega. Podemos llevar a cabo una corrección para encontrar el paquete extraviado y enviarlo tan pronto como sea posible. Así como dar seguimiento y ofrecer un reembolso parcial al cliente para mantener su satisfacción, a pesar del error.

Este procedimiento podría ser un buen ejemplo de corrección. Si por el contrario, durante el proceso de investigación encontramos que esto ocurre a otros clientes debemos atajarlo. Deberemos de tomar una serie de medidas para evitar que esto vuelva a ocurrir. Para ello debemos acudir a la causa raíz del problema.

En el proceso de análisis podemos descubrir que la causa de este problema es la incorrecta identificación y envío del paquete a un destino distinto del destino original de entrega. Esto origina una pérdida del paquete y un retraso en la entrega. En este caso podemos aplicar medidas adicionales para comprobar que la identificación previa al envío es correcta. Podemos incluir cambios en el proceso de seguimiento del paquete, lo que filtraría muchos posibles errores.  Este proceso podría ser un buen ejemplo de acción correctiva.

Mala fabricación del producto

Podemos enfrentarnos al supuesto de que parte del producto que se está fabricando no tiene las medidas que debería. Ante esta problemática no cabe en el embalaje para ser enviado correctamente. Según las investigaciones pertinentes la fabricación se llevó a cabo acorde al dibujo o patrón fijado. Pero, debido por algún tipo de error las dimensiones en el dibujo son incorrectas.

En este caso podemos volver a fabricar la parte errónea del producto y posteriormente corregir el dibujo. Estas dos medidas forman parte de las conocidas correcciones.

Por otro lado podemos analizar esta situación y comprobar que este no es el único problema. Se han producido numerosos dibujos incorrectos en relación con las dimensiones en estos últimos meses. Por lo tanto, investigaremos la posible causa raíz de por qué los dibujos no se han llevado a cabo correctamente. Quizás durante el análisis comprobemos que falta algún paso necesario para la perfecta realización del patrón. Ante eso, deberíamos corregir dicha causa raíz del problema e incorporar dicho paso necesario.

Esto se conoce como acción correctiva, pues se soluciona el problema desde la causa raíz del mismo.

 

Mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad con la ISO 9001

Antes que conocer la diferencia entre una corrección y una acción correctiva, debemos conocer cuando utilizar cada una. No es necesario realizar de manera simultánea correcciones y acciones correctivas. Es recomendable guardar este proceso para cuando se tiene un problema de manera sistemática. Así el sistema de acción correctiva se utiliza más eficientemente para guiar a la organización en la mejora continua.

 

Software ISO 9001

Para gestionar la norma ISO 9001 y lograr implementar de una forma fácil y sencilla un buen Sistema de Gestión de Calidad en la propia organización, existen herramientas como es el caso del Software ISOTools Excellence que llevan a cabo este trabajo de automatización, aportando beneficios como resultados excelentes, eficacia y efectividad, máximo retorno de la inversión, facilidad en la toma de decisiones, gestión del conocimiento o el ahorro de tiempos y costos entre otras funciones.

CTA TIRA EBOOK 9001

-

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Volver arriba