Saltear al contenido principal
Gestión estratégica de los riesgos

¿Cómo realizar la gestión estratégica de los riesgos por parte del estado peruano? Parte I

Gestión estratégica de los riesgos

Gestión estratégica de los riesgos

Para poder realizar una gestión estratégica de los riesgos nos podemos ayudar de la encuesta realizada por la revista Risk. Con dicha encuesta pudieron publicar los 10 principales riesgos operacionales como los ven los ejecutivos del sector financiero en su acepción amplia para sus organizaciones. Es una encuesta internacional, por lo que no significa que sea una encuesta realizada exclusivamente para Perú pero puede merecer la pena destacar que la revista es muy influyente. Al mismo tiempo, las empresas ven que la gestión de riesgos no es algo neutral para el estado, este tiene que gestionar dichos riesgos críticos para Perú.

La encuesta realizada ofrece los siguientes riesgos operacionales, se pueden utilizar para realizar la gestión estratégica de los riesgos:

  • Riesgo de seguridad de la información. Es un riesgo que figura por segunda año consecutivo, lo que no sorprende viendo la gran densidad de ciberataques que están ocurriendo.
  • Riesgo regulatorio.

IC-ISO-CTA Boton ebook 31000

Haz click aquí y descárgate el Whitepaper: Las claves del Éxito en la Gestión  de Riesgos

 

  • Riesgo de “outsourcing”, cada vez es mucho más relevante por la cantidad de actividades que se sub-contratan y que pueden fallar. La mala gestión puede dar lugar a multas crecientes.
  • El riesgo geopolítico. Parece curioso pero las entidades financieras se están pensando sobre todo en las consecuencias operativas del Brexit y la incertidumbre sobre los estándares internacionales que se encuentran introduciendo la administración de Donald Trump.
  • El riesgo de mala conducta, por el nivel gigantesco de las multas que se puede sufrir, como las impuestas por las autoridades norteamericanas.
  • El riesgo de cambio en las empresas. La evolución de las regulaciones y de las tecnologías digitales que han generado un temor de no tener capacidad de adaptarse bien.
  • Fallos de la tecnología de la información. Los incidentes que pueden ocurrir en los sistemas y el acceso a la información ha incrementado las quejas de los clientes.
  • El cumplimiento de las regulaciones en materia de lavado de dinero y de financiamiento del terrorismo, generando multas, escándalos y el cumplimiento es mucho más difícil de lo que se cree.
  • El fraude tanto externo como interno, que va en aumento según diferentes reguladores.
  • Los ataques físicos, lo que concierne sobre todo al terrorismo, cuyos costos se habrían multiplicado por 11 en los últimos 15 años, ya se sobrepasó de manera anual el nivel excepcional el pasado 11 de septiembre 2001.

En todo el listado no se encuentran los desastres naturales. Esto puede ser porque la mayoría de los encuestados son de países desarrollados para los cuales son desastres mucho más localizados y también porque la industria financiera tendría una menor conciencia del rol disruptivo que los sectores industriales, los cuales ven fácilmente como sus cadenas de abastecimiento se pueden romper a causa de un desastre natural. Puede tener que ver con una fuerte tendencia de verlos como eventos o riesgos de la cola, lo que parece coincidir con el hecho de que los supervisores y reguladores financieros no ven a los desastres naturales como relevantes para realizar la acción y para la estabilidad financiera. Sería interesante saber cómo respondieron las entidades peruana que han sido contactadas y que sí están expuestos a riesgos de origen natural, así como las japonesas, chilenas, colombianas, etc.

Varios de los riesgos que aparecen en la lista tienen que ver con los riesgos ligados a la continuidad de negocio u operativa. Este riesgo en sí es visto así como uno de los más importantes, mediante diferentes causa posibles.

Hay diferentes riesgos operacionales que forman parte, de manera parecida o mediante un enfoque estatal específico, de los riesgos críticos que cualquier estado bien organizado debería gestionar de forma estratégica. Por ejemplo, el terrorismo y los ciberataques son riesgos críticos, pero también se debe tener en cuenta el lavado de dinero que realizan organizaciones del crimen organizado, que se pueden infiltrar en la política, lo que supone un riesgo para la seguridad nacional. Tambien es posible que malas conductas del sistema financiero y de grandes empresas, terminen por favorecer los movimientos políticos extremistas. En definitiva, la mala conducta que existe bajo la corrupción afecta a los gobiernos y la seguridad nacional.

Casi nadie parece estar familiarizado con la idea de que el estado debe gestionar de forma organizada y proactiva los riesgos críticos que amenazan al país. Y sin embargo, en muchos países es visto como algo obvio. Es necesario seguir una serie de pautas recordando que los estados tienen la responsabilidad de proveer la seguridad de sus ciudadanos, es necesario defender la integridad territorial de la nación, de forma que el funcionamiento de la infraestructura crítica se consere y se preserve el buen funcionamiento de los mercados. Todo ello con un objetivo de resiliencia frente a los distintos choques que ofrece la preservación de la competitividad y de un desarrollo económico sostenible.

Software para la gestión de riesgos

Con el software ISOTools, las organizaciones ven facilitado el proceso de implantación y posterior mantenimiento de todas las actividades a realizar de acuerdo a la gestión de riesgos. Gracias a la automatización que el mismo aporta, se puede lograr de la excelencia.

Concretamente, ISOTools ha sido diseñado para lograr una gestión documental más efectiva y segura, logrando una optimización en la comunicación organizativa, así como un importante ahorro económico y de tiempos. Todo ello se ve reflejado en una mejora en la eficiencia de la organización y sus resultados.

IC-ISO-CTA Tira ebook 31000

Haz click aquí y descárgate el Whitepaper: Las claves del Éxito en la Gestión  de Riesgos

¿Desea saber más?

Entradas relacionadas

Volver arriba